El importe que se puede reclamar es del 10 % de la facturación de 2000 – 2013

Unión de Campesinos de Segovia-UCCL, ante la segunda resolución emitida en julio donde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, certifica el comportamiento indebido de determinadas industrias lácteas respecto a la formación de precios, quiere trasladar a los ganaderos, como ya se hiciera en la asamblea informativa celebrada el 28 de noviembre en Turégano, que están en su derecho de pedir las indemnizaciones por los importes presuntamente defraudados que la resolución contempla.

En este sentido, el importe que podría reclamarse, según los cálculos de la organización, podría ser de en torno al 10 % del volumen facturado anualmente más los intereses en ese margen de tiempo, pudiendo hacerlo tanto aquellos que están en activo como los que la abandonaron.

“Es importante que también se haga una labor de difusión de los derechos de los ganaderos” – afirman desde Unión de Campesinos de Segovia-UCCL. “Los procesos de reclamación no son siempre sencillos, pero es importante saber que se puede hacer y contar con el asesoramiento adecuado, si no, la sensación del ganadero es solo que la industria se ha lucrado de forma ilícita a su costa y ya está”, añaden.

La industria láctea obtuvo 685 millones de euros a costa de los ganaderos

La organización pone de manifiesto que, en la resolución de 2019, la CNMC demuestra que 10 industrias lácteas realizaron conductas anticompetitivas que se han traducido en una reducción del precio que pagaban a los ganaderos por la leche cruda de vaca. Con ello, obtuvieron un beneficio ilícito de 685 millones de euros, a costa de los productores, durante los años de duración de la supuesta conducta ilegal.

La CNMC sanciona con 80,6 millones de euros a las industrias lácteas por las deficiencias legislativas detectadas, y Unión de Campesinos de Segovia-UCCL alerta que esta multa no subsana las pérdidas económicas que los ganaderos han tenido durante años. Por ello, la organización informa al sector productor sobre su derecho a realizar las reclamaciones de las indemnizaciones económicas a las industrias lácteas por la bajada de los precios pactada y los perjuicios ocasionados, habiendo acudido a abogados expertos en la materia para poder facilitar la mayor información posible.

Unión de Campesinos de Segovia-UCCL recuerda a los ganaderos que la decisión de demandar a las industrias es individual y debe ser valorada en cada caso con sus circunstancias, pero que tomen la decisión bien informados. “Cada año las industrias lácteas nos siguen pagando por nuestra leche un 8% menos que el importe medio de otros países de la UE”, critican desde Unión de Campesinos de Segovia-UCCL. “Las industrias lácteas infractoras hacen prácticamente lo que quieren y, lo que es peor, no es imposible que lo sigan haciendo porque falta voluntad y valentía política para resolver este problema”; en este sentido la organización pide a las autoridades competentes que no bajen la guardia y mantengan una permanente vigilancia a este sector de la industria para evitar comportamientos reincidentes, ya que los precios anormalmente bajos han costado la desaparición de miles de ganaderos en nuestro país”.

La organización rechaza esta conducta e insiste en poner sobre la mesa con urgencia la incorporación de la definición de posición de dominio en la Ley de la Cadena Alimentaria que asegure un libre funcionamiento del mercado.

Personas de contacto:                Juan Manuel Palomares Herranz

Presidente Unión de Campesinos de Segovia-UCCL

Tel.: 638 74 99 70

Segovia, martes 3 e3 diciembre de 2019

imprimir